martes, 23 de agosto de 2016

Luis Enrique prioriza el descanso de Neymar

En el tramo final de la temporada pasada Dunga viajó a Barcelona para intentar conseguir que en verano Neymar jugara la Copa América Centenario y los Juegos Olímpicos.

El entonces seleccionador de la canarinha se reunió con Luis Enrique para abordar la cuestión y el entrenador azulgrana se negó en redondo que una de las estrellas del equipo disputara dos competiciones de selecciones casi consecutivas y sin muchos días para descansar.

El encuentro terminó con el pacto que, finalizada la temporada con el Barça, Neymar tendría las vacaciones necesarias para desconectar, que no jugaría la Copa América Centenario y que volvería directamente a los entrenamientos con la selección olímpica de Brasil.

Después de colgarse el oro en Río de Janeiro, el entrenador del Barça ha tenido otro guiño con el delantero y le da unos días más de descanso antes de volver a la disciplina azulgrana. El motivo? Que mañana habría vuelto a los entrenamientos y el lunes de la semana que viene debería volver a cruzar el Atlántico para concentrarse con la selección absoluta de Brasil para disputar dos partidos de clasificación para el Mundial 2018. 

"No tenía ningún sentido que hiciera este viaje ", explican desde el Barça. La decisión la ha tomado "exclusivamente" Luis Enrique.
"Además -como especulan voces cercanas al vestuario- el desplazamiento es en San Mamés para jugar contra el Athletic Club, y con sólo tres días de entrenamientos con el equipo es muy posible que tampoco hubiera jugado o se hubiera quedado de inicio en el banquillo. Hubiera sido un viaje totalmente innecesario"
De esta manera Neymar se queda en Brasil, donde el próximo lunes se concentrará con la selección que entrena desde junio Tite -el técnico que ha relevado Dunga- para jugar los partidos contra Ecuador (1 de septiembre) y Colombia (6 de septiembre). En cambio, quien volverá a Barcelona el miércoles será Rafinha. El centrocampista también ha jugado los Juegos pero no ha entrado en la lista de Tite para los dos partidos de septiembre.

Neymar volverá a Barcelona el día 7 de septiembre, tres meses y medio después de marcharse para comenzar las vacaciones. En total habrá perdido la pretemporada -siguió un plan especial en Brasil-, los dos partidos de la Supercopa de España y los dos primeros compromisos de Liga. Su debut podría ser el sábado 10 contra el Alavés.

La gestión del vestuario

No es la primera vez que Luis Enrique tiene guiños con una de las estrellas del equipo. La gestión del vestuario que hace el entrenador consiste en mimar el futbolista a lo largo del curso y darle pequeños caramelos para que, después, rinda al máximo el terreno de juego. 

Tenemos un ejemplo a principios de marzo: Neymar estaba sancionado por acumulación de tarjetas y no podía jugar contra el Eibar, y como la semana siguiente los jugadores tenían dos días de fiesta el entrenador le permitió saltarse el entrenamiento de recuperación del domingo para ir a Brasil a celebrar el cumpleaños de su hermana Rafaella.

"Me ha pedido permiso y se lo he dado. Yo soy el entrenador ", explicó Luis Enrique en la sala de prensa, preguntado por esta situación.

Curiosamente la temporada anterior había pasado exactamente lo mismo. El Barça jugaba contra el Rayo Vallecano, pero Neymar, que había visto la quinta amarilla, estaba sancionado. Como la semana siguiente no había partido en miércoles y el equipo tenía dos días de fiesta -lunes y martes-, el brasileño pidió permiso al técnico para marchar antes a celebrar el cumpleaños de su hermana.

Entonces fue el mismo Neymar quien desveló el viaje de cuatro días en Brasil, en colgar en las redes sociales varios videos y fotografías de la celebración. Esta temporada se puede volver a repetir la misma situación, por tercera vez consecutiva, en la semana del 6 al 12 de marzo en el conjunto azulgrana no le toca jugar un partido de octavos de final de la Champions.

Dejando de lado estas pequeñas vacaciones durante la temporada, Luis Enrique también ha sido generoso con Neymar en otros momentos.

Por ejemplo en su primera temporada en el banquillo, cuando le dio unos días extras de permiso durante las vacaciones de Navidad de 2014 para que pudiera celebrar la Nochevieja en Brasil. Un permiso que en aquella ocasión también tuvo el argentino Leo Messi.